Visita virtual LEES, combatiendo la incertidumbre del desempleo

Para que un proyecto como las Lanzaderas de empleo y emprendimiento solidario arranque tienen que ponerse en marcha muchas maquinarias, se necesitan entidades que confíen en el proyecto para financiarlo, han de existir aquellos que puedan ayudar cediendo espacios para que puedan desarrollarse y también quienes coordinen la labor formativa como si fuesen los ejes de los engranajes que hacen que el movimiento comience. Para que después, una a una, todas las piezas que forman el conjunto del proyecto cumplan con su función y todo avance.

 

Hace unos días todos y cada uno de estos elementos necesarios se hicieron visibles en un evento virtual, una visita oficial a los grupos de LEES de Gran Canaria que tuvo lugar en varios hogares, oficinas e incluso calles simultáneamente. Un acto de encuentro, agradecimiento y reconocimiento de un proyecto necesario para la sociedad, sobre todo en la situación de alta incertidumbre en la que convivimos.

 

Este pequeño evento virtual fue armonizado de la mano de Yamila González Romero (Coordinadora Territorial de Lanzaderas de Empleo en Gran Canaria) y contó con la presencia de todos las personas e instituciones a las que representan, cuyo esfuerzo ha hecho que un proyecto como el de las lanzaderas de empleo pueda arrancar, avanzar y continuar en el tiempo. Con el objetivo de que personas de diferentes perfiles profesionales, con diversos conocimientos, capacidades, actitudes y aptitudes adquieran herramientas útiles y esenciales con las que afrontar la difícil tarea de la empleabilidad y el emprendimiento en la era digital.

 

Un reto, el de la empleabilidad, que se hace menos complicado si tienes a alguien que guíe tus pasos. Que te descubra nuevos caminos y opciones por las que avanzar que probablemente no habías contemplado. Una labor compleja, pero altamente necesaria que está cubierta por los técnicos de las cuatro lanzaderas que se encuentran actualmente activas en la isla de Gran Canaria.

 

Y por supuesto hacen falta las personas que quieran afrontar ese reto. Navegantes, como se les denominó en una de las intervenciones, que quieran lanzarse a la aventura de conocerse, analizarse y atreverse a afrontar sus propios miedos e ideas preconcebidas con el fin de alcanzar sus objetivos o de marcarse nuevas metas en base a los horizontes que antes no eran capaces de ver.



Grandes palabras como cooperación, evolución, solidaridad, implicación y agradecimiento fueron sólo algunas de las maneras de describir y valorar un proyecto en el que es necesario que confluyan muchos factores, personas e instituciones como en este caso con el Cabildo de Gran Canaria, los ayuntamientos de Gáldar, Telde, Santa Lucía de Tirajana y Arucas además de la Fundación Santa María La Real. Todos ellos necesarios para darle vida, ayudar a cambiar perspectivas y ofrecer oportunidades en un entorno cada vez más incierto. Porque la vida no se detiene, nos arrastra a todos en su avance y se hace cada vez más necesario poder contar con proyectos y personas que nos empujen a avanzar con ella y a aprender de nosotros mismos.

 

Alfredo L.C. (Equipo de comunicación LEES Santa Lucía de Tirajana 2020)