Talleres: manipulación de alimentos, gramática y ortografía y gestión eficaz del tiempo

El pasado día 10 de marzo tuvimos una sesión continuada de talleres: dos internos, es decir, impartidos por dos de nuestras compañeras, y otro de la mano de un voluntario que vino a visitarnos.

 

Empezamos la mañana con un interesante y práctico taller sobre manipulación de alimentos, de nuestra compañera e ingeniera agrícola Silvia que introdujo el mismo con la premisa de un taller de <<andar por casa>>, con el fin de que pudiésemos aplicar lo expuesto en el mismo en la vida cotidiana. 

Nos transmitió la importancia de identificar por un lado los tipos de contaminación de alimentos, y, por otro, seguir una serie de normas básicas de manipulación para evitar problemas sanitarios; tanto en nuestra propia casa como si tenemos pensado abrir un restaurante.

 

Para ello y para despertar el debate, compartió un vídeo relacionado muy ilustrativo: <<Las cinco claves para la inocuidad de los alimentos>>.
Seguidamente, una serie de noticias de casos reales de intoxicaciones por no haber seguido las normas básicas, entre ellas de limpieza y desinfección: <<lo más básico y fundamental>>, insistió Silvia.

 

Y, finalmente, expuso las principales normas básicas de manipulación de alimentos. 

 

El segundo taller fue de la mano de Elena, profesora de educación infantil, y estuvo destinado a la resolución de dudas gramaticales y ortográficas. En la Lanzadera se transmite la importancia de que una buena escritura a la hora, por ejemplo, de presentar un currículum a una candidatura es algo fundamental; por ello, la necesidad de este taller, muy práctico y útil donde Elena expuso algunas de las dudas o errores gramaticales más comunes y pudo resolver otras individuales de cada miembro del equipo.

 

 

Finalmente, nos visitó un voluntario, Rubén García; ingeniero, coach y asesor de emprendedores para hablarnos sobre gestión eficaz del tiempo y transmitirnos sus conocimientos a través de su propia experiencia. 

 

 

Con frases como: <<Siempre tenemos tiempo para todo si lo usamos bien>> (Goethe),  <<El tiempo es oro>> (Benjamin Franklin) o situaciones como <<¿qué harías con 1440 € (los minutos que tiene un día)?>>, Rubén introdujo su taller y nos trasladó la importancia de encontrar que cada cosa que hagamos en función del tiempo tiene un valor y esto es precisamente lo importante. 

 

Posteriormente, nos presentó y recordó la <<matriz de Eisenhower>>, como herramienta clave para gestionar adecuadamente el tiempo. 
Nos señaló que tenemos tendencia a reaccionar mejor frente a la urgencia que frente a la importancia, y que diferenciar estas dos cosas y saber ubicarnos en los cuadrantes de la matriz así como aprender a priorizar nos puede ayudar a mejorar mejor nuestro tiempo y, sobre todo, a evitar el estrés (algo común si tendemos a considerar todo “urgente e importante”; lo ideal sería entonces trabajar en un “decide cuando debes hacerlo”, nos indicó).

 

Matriz de Eisenhower

Imagen: Matriz de Eisenhower

 

Seguidamente, para abrir también el debate, se resolvió un caso práctico de gestión del tiempo con el ejemplo de una mudanza y, finalmente, Rubén nos recordó algunos ladrones del tiempo que sería aconsejable evitar o algunas herramientas para la buena gestión del tiempo; como evitar interrupciones, ser organizado/a mediante listas o agendas, establecer prioridades, ajustarse a los ritmos personales de trabajo o descansar, entre otros.