Si el Plan no funciona... Cambia el plan, no la meta

Por Gema Santana Arranz

 

Es un mensaje de positividad, en toda regla. Lo digo porque yo soy muy negativa y ya voy viendo luz al final del túnel.

 

Ese es el significado de este lema; muchas veces, por no decir todas, la propia negatividad, los agobios sociales y personales, la necesidad... nos llevan a tomar decisiones que no son acertadas y nos ocultan el verdadero fin que nos hemos propuesto cada uno. Esos fallos, errores o malas decisiones se convierten en experiencia que hace que cada vez las decisiones se tomen con más cabeza y se vea más clara la meta, aunque haya que tomar caminos que jamás uno pensaría que iba a recorrer.

 

Los seres humanos tenemos la capacidad de rehacernos y sobre todo en los malos momentos, que es cuando más aprendes de la vida. Ese rehacer es un nuevo plan, para llevarnos a la meta final, la mía ser feliz y que sean felices los míos.

 

“Lo importante es no dejar de hacerse preguntas” (Albert Einstein)