PROGRAMA LANZADERAS: OPORTUNIDAD DE DESARROLLO PERSONAL Y PROFESIONAL

 

Como miembro de la III Lanzadera de Empleo y Emprendimiento Solidario de Huesca, el pasado 19 de julio tuve la fortuna de visitar las instalaciones de Grupo Pikolin.

 

En primer lugar, un espectacular y caluroso recibimiento liderado por Enrique Iniesta, Responsable de Formación Comercial, acompañado por dos de sus jóvenes colaboradores, Camino y Eduardo, quienes nos mostraron la sede con la que cuenta el Grupo en Zaragoza. Además de adentrarnos en la historia de la marca y sus cambios en el paso del tiempo, Enrique nos introdujo en el imparable proceso de crecimiento e internacionalización que, desde 1988, está viviendo el Grupo. Aprendimos a ser conscientes de cómo el esfuerzo y el entusiasmo contribuyen a que una empresa consiga liderar varios mercados.

 

La progresión de Pikolin es palpable y se materializa en constantes procesos de selección motivados por la elevada carga de trabajo del Grupo. La visita fue creciendo en interés y nos enriqueció enormemente a todas las personas asistentes.

Coincidiendo nuestra visita con una fase de reclutamiento, se me brindó la oportunidad de participar en la misma y, fruto de ello, ahora formo parte de Grupo Pikolin. Desde el pasado 27 de julio tengo el placer de colaborar con Industrias Hidráulicas Pardo, planta situada en la localidad de La Muela, propiedad del Grupo desde 2012. Se trata de una división de la empresa especializada en la fabricación de mobiliario hospitalario y geriátrico que cuenta con 40 años de experiencia.

 

He comenzado una nueva etapa en mi desarrollo profesional que no habría sido posible sin la ayuda del Programa Lanzaderas de Empleo. Haber formado parte de la III Lanzadera de Huesca me ha aportado conocimientos y grandes experiencias que me han ayudado a crecer como profesional y como persona.

Nuestra coach, María de la Cal, y un magnífico equipo de compañeros son los responsables de que considere tan enriquecedora mi participación en la misma. Cierro un ciclo pero, con entusiasmo y esperanza, abro uno nuevo en Pardo. Son pocos los días que llevo colaborando con la empresa, pero sólo tengo palabras de agradecimiento por la fantástica acogida que me han brindado. Es un privilegio formar parte de una empresa con semejante proyección y con una calidad humana tan significativa.

 

 

<En nuestro perfil de Flickr se encuentra el albúm con todas las fotos de la intermediación>

 

Artículo realizado por Sonia Morancho