MEETINGS VIRTUALES

Meetings virtuales

Desde hace más de un mes tenemos que afrontar una situación extraña. Quizá incómoda además de novedosa. Nadie nos ha preparado para estar confinados en nuestros hogares durante tantos días consecutivos. La compañía y el apoyo de los nuestros puede tornarse en pequeñas disputas rápidamente al no estar acostumbrados a vivir juntos con tan poca distancia 24 horas al día.

Pero formamos parte del grupo de la Lanzadera de Ingenio. Y el grupo ha tenido que adaptarse a estas circunstancias, cosa que se ha hecho y con éxito. Si bien es cierto que las primeras sesiones de vídeollamada eran un poco raras, novedosas y de adaptación a una nueva herramienta en algunos casos, pronto pasaron a formar parte de nuestra rutina de lunes a miércoles de forma normalizada. Estos encuentros no sustituyen la cercanía que te aporta el estar todos juntos en la misma sala, pero al bagaje es positivo. Y no por pocas razones: nos vemos las caras en todo momento, aumentan la proactividad y los momentos de debate e intercambio de opiniones, nos apoyamos en material y vídeos de forma rápida, y algunos han mejorado sus habilidades informáticas al normalizarse el uso del ordenador (o móvil) para este fin. 

En general, la curva de aprendizaje y satisfacción del grupo respecto a estas sesiones ha ido en aumento desde el primer día y todos estaremos de acuerdo en que lo echaremos de menos cuando finalice el período de actividad de la Lanzadera.