¡Hablamos de Unicornios!

El pasado lunes 14 de marzo, a la hora de nuestra pausa para el café de media mañana, vino Antonio Martínez de Ilusiona Psicólogos a Lanzallekas. Ese día venía a compartir con nosotros el taller que había preparado como voluntario de las LEES. Como es normal, le preguntamos sobre qué iba a tratar su taller y él nos contestó que íbamos a hablar de UNICORNIOS.
¿UNICORNIOS? Nuestras caras eran un poema… pero no tardamos en descubrir a qué se refería…

 

El taller empezó con dos peticiones por parte de Antonio: la primera que alguien saliese a dibujar un unicornio en la pizarra (claramente todos miramos a Sonia nuestra ilustradora de las manos de oro para que lo dibujase –lo veréis mas abajo-). La segunda, un brainstormig sobre qué era lo que para nosotros es un unicornio, a lo que contestamos entre otras cosas que era un caballo con un cuerno, que algunos son de colores, que son seres mitológicos, que son mágicos, difíciles de ver e incluso que desafían cualquier ley de la “realidad”.

Ahí fue cuando Antonio nos preguntó si habíamos visto alguna vez un unicornio, pero no dibujado no, que si lo habíamos visto en realidad. Frente a nuestra negativa, nos contó que él sí que los ha visto y… ¡que incluso ha comido con alguno de ellos!

 

Nos contó que los unicornios que él conoce son valientes, soñadores, innovadores, arriesgados, creativos, tienen su propia marca personal, crean tendencia, les gusta lo que hacen, tienen imitadores y todos prácticamente han sacado adelante su idea sin financiación… Ejemplos claros de estos unicornios son Juan Ángel Medina, creador de MOYUPI, quien con 26 años, apenas 400€ y creando juguetes con una impresora 3D (que compró por piezas y él mismo montó) a partir de dibujos de niños, ha logrado vender juguetes a todas las partes del mundo e incluso en un futuro cercano hará una serie infantil en Reino Unido. O El Rubius un Youtuber que desde su habitación y simplemente con su portátil y su webcam ha conseguido tener más audiencia en sus videos que cualquier programa del prime time televisivo español. 

 

Ellos y muchos más, partiendo de la nada, sin financiación, sin un plan de empresa… han llegado a trabajar en lo que les gusta y son muy conocidos, ¡es cierto que han desafiado cualquier ley de la “realidad”! ¡Sí, son unicornios!

Ellos, según Antonio, tienen cinco puntos en común: Son analíticos (tienen en cuenta muchos puntos antes de sentarse frente a una webcam o antes de crear una nueva app para móviles), apasionados (está claro que disfrutan con lo que hacen), techies (dominan las nuevas tecnologías), son emocionalmente inteligentes (no les afecta lo que puedan decir de ellos) y trabajadores (sobretodo trabajadores).
Bien, pues fue a partir de esos cinco puntos desde los que seguimos trabajando en el taller. 

 

Necesitamos capacidad de análisis para poder evaluar si lo que hacemos nos gusta y nos hace felices, para ello, Antonio nos habló de los KPI que son indicadores de rendimiento que podemos utilizar a la hora de empezar un nuevo proyecto o incluso para mantenernos donde estamos. 

 

En la parte de la inteligencia emocional, trabajamos los mapas de empatía. Un mapa en el que podemos reflejar lo que la persona que tenemos delante piensa, ve, dice y ha oído de nosotros. Muy útiles para ponernos en la piel del reclutador que nos hará la entrevista de trabajo o también para los potenciales clientes que pueda tener nuestra empresa en el caso de ser emprendedores.

 

¡Sin duda fue una mañana diferente y muy completa!