Verónica Suárez González

Trabajando

Ya de niña cuando me regalaban un juguete me pasaba horas observándolo, quería saber cómo y de que estaba hecho. Me apasionaba desmontarlo y si se estropeaba ahí estaba yo para disfrutar intentando arreglarlo. Leyendo sobre el renacimiento descubrí a Leonardo da Vinci y entonces tuve claro  que quería ser ingeniero.

 

Cursé mis estudios de ingeniería técnica de minas y durante ese periodo tuve varios empleos: azafata, camarera, limpiadora, ofrecía clases de apoyo a domicilio

También sentía una gran curiosidad y pasión por el cine. Gracias a este hobbie tuve la oportunidad de aprender y trabajar durante años como operador de cabina de cine.

 

Terminé mis estudios y me postulé a distintas ofertas de empleo como ingeniero técnico. A pesar de mi entusiasmo y de un año de experiencia como becaria no tuve éxito, pero lejos de rendirme, decidí buscar empleo en otros sectores con más demanda.

 

Hice un curso de dependienta multisección y conseguí empleo como cajera. Después trabajé en la sección de frescos como panadera y frutera en grandes superficies.

 

Entre mis competencias destaco mi versatilidad, capacidad de aprendizaje, adaptabilidad, comunicación, habilidad para el trabajo en equipo y resolver problemas. Mi entusiasmo y motivación me convierten en una todo terreno dispuesta a dar lo mejor de sí misma en cada oportunidad laboral.  ¡Soy la persona que buscas!

 

“los hombres geniales empiezan grandes obras y los hombres trabajadores las terminan” Leonardo da Vinci

¡Síguenos!