¿Cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo?

¿Exagero mi currículum o lo dejo como está? ¿Saludo dando la mano o doy dos besos? ¿Estoy preparado para sacar lo mejor de mí mismo y hacérselo ver a los entrevistadores? Estas cuestiones y otras nos han aclarado nuestros compañeros del Comité de Apoyo, Mejora y Bienestar Emocional.

Han destacado que la entrevista es un “juego de intereses” en el que el objetivo del aspirante al empleo es dar a conocer nuestra utilidad e idoneidad para el puesto demandado. Los cuatro integrantes del Comité han destacado la importancia de investigar sobre la empresa en la que queremos trabajar, de conocerse a uno mismo y de tener en cuenta pequeños detalles antes de la entrevista.

Durante la misma, tendremos que crear buena impresión, pero sin olvidar un análisis posterior para evaluar nuestro propio rendimiento en la entrevista. En él, anotaremos los puntos fuertes y débiles, los resultados obtenidos y reflexionaremos para pruebas similares.