El equipo de la Lanzadera de Empleo de Carabanchel finaliza tras dos meses de funcionamiento

Desde el pasado mes de marzo sus 20 participantes han reforzado sus competencias transversales y mejorado sus habilidades digitales para enfrentarse con éxito al nuevo mercado laboral

Este programa gratuito de orientación laboral les ha permitido optimizar su búsqueda de empleo con nuevas técnicas, acordes al nuevo mercado de trabajo

Una iniciativa impulsada y financiada íntegramente por la Agencia para el Empleo de Madrid a través de los fondos para el reequilibrio territorial del Sur y Este de la ciudad y gestionada por Fundación Santa María la Real



La Lanzadera de Empleo de Carabanchel comenzó a funcionar a mediados de abril como un innovador programa de orientación laboral y lucha contra el paro, impulsado y financiado íntegramente por la Agencia para el Empleo de Madrid a través de los fondos para el reequilibrio territorial del Sur y Este de la ciudad y gestionado por Fundación Santa María la Real.

 

Hasta este mes de junio, 20 personas en desempleo (14 mujeres y 6 hombres, de entre 21 y 57 años) de diferentes niveles formativos y trayectorias laborales han participado de forma gratuita en la iniciativa. Con el asesoramiento y acompañamiento de Jesús Hernández, técnico de empleo de la Fundación Santa María la Real, han realizado un completo calendario de actividades para reactivar y optimizar su búsqueda de trabajo. 

 

De este modo, han realizado talleres de autoconocimiento e inteligencia emocional para aprender a hacer un plan de búsqueda de trabajo y enfocar su objetivo; actualización y modernización de currículos, simulaciones de entrevistas de trabajo y procesos de selección grupal. Además, han reforzado competencias transversales y habilidades digitales, han aprendido nuevas técnicas de comunicación, marketing y marca personal y han contactado con el tejido empresarial de la zona. 

 

En estos dos meses las personas participantes han reforzado sus habilidades digitales para enfrentarse con éxito al nuevo mercado laboral. La lanzadera de empleo se ha desarrollado de forma completamente virtual. Su formato digital ha permitido a sus participantes aplicar todos los conocimientos adquiridos sobre las nuevas herramientas digitales que hoy demandan las empresas en sus puestos de trabajo.

 

Fruto del trabajo grupal y del esfuerzo individual, cinco de sus participantes han mejorado su situación laboral al encontrar trabajo por cuenta ajena, ampliar su formación y obtener un Certificado de Profesionalidad en estos dos meses. El resto del equipo se encuentra inmerso en su búsqueda de empleo, realizando entrevistas y contactando con empresas de su interés y objetivo profesional. 

 

Experiencia positiva y de inserción

José María Damas es una de las personas participantes que ha logrado un empleo tras participar en la lanzadera. Asegura que su experiencia “ha sido absolutamente positiva; he conseguido trabajar el autoconocimiento y ponerme en valor, pero también a manejar herramientas para la búsqueda de empleo y el desarrollo de competencias personales y profesionales que desconocía y que me han sido muy útiles. Gracias a esta lanzadera he encontrado trabajo de lo que más me gusta: maquetista para la edificación. Recomiendo a todas las personas que estén en búsqueda de empleo que se animen a participar en este proyecto”.

 

Por otro lado, su compañera María del Carmen Sánchez comenta que “ha sido un espacio de trabajo colaborativo con el resto de los compañeros que nos ha permitido abrir la mente a la diversidad del mercado laboral, valorar los conocimientos y capacidades ajenos, descubrir qué busca el mercado laboral y, sobre todo, ampliar tu autoconocimiento para que tu búsqueda de empleo sea eficiente, eficaz y consciente”.

 

El responsable de la lanzadera, Jesús Hernández se muestra satisfecho con la evolución de sus participantes y su completa implicación en las actividades.

 

“Desde el inicio el equipo se ha complementado con un fuerte espíritu colaborativo, desde la diversidad de perfiles, edades, experiencias y profesiones. Con una alta flexibilidad y apertura al aprendizaje de las herramientas tecnológicas necesarias en el paradigma laboral actual, elevaron sus competencias digitales a un nivel superior. A través del autoconocimiento que se trabaja en las Lanzaderas de Empleo, desarrollaron una mayor congruencia entre objetivos personales y laborales, y potenciaron de forma práctica sus capacidades de organización y comunicación en cada herramienta de empleabilidad trabajada”, explica Jesús Hernández.

 

Las lanzaderas de empleo se han convertido en los últimos años en una de las herramientas que han demostrado mayor eficacia a la hora de mejorar la empleabilidad de las personas en situación de desempleo, siendo un modelo de referencia para trabajar de manera colaborativa tanto aspectos relacionados con el desarrollo personal y profesional de cada participante, el conocimiento de nuevas técnicas y estrategias de búsqueda de empleo, el desarrollo de competencias de acceso al empleo, de competencias transversales demandas por las empresas, así como competencias digitales, todo ello orientado a ampliar las oportunidades de acceder a un empleo”, como apunta Esther Bartolomé, Responsable de Unidad de Orientación de la Agencia para el Empleo de Madrid.